En Los Paredones, durante las noches mientras compartes con la familia sientes la mar que rompe sus olas en los arrecifes, la costumbre de oír este ruido te hace sentir como si estuvieras sobre las nubes, flotando y arrullado por el ruido de las olas que hacen una melodía que te lleva a soñar, una fantasía que sólo