Cuando hablamos de las madres y aún estamos con 14 o 15 años (y con esto me refiero a mí misma) tenemos cierta afinidad. Yo la tenía por mi padre, el amor más infinito y puro, mi padre para mí era el ser más importante del planeta, nos contaba cuentos, nos compraba todo lo que